La Religión y el New Age

El New Age es una tendencia nueva que amalgama muchísimos diferentes tipos de credos sin orden alguno. En esta nueva onda New Age conviven elementos del budismo mezclados con la fe cristiana, las enseñanzas de Alá con el Tarot, la paz interior con la energía proveniente de casi cualquier cosa viva, muerta, abiótica, animal, vegetal, mineral, etc., la creencia en dios padre y la existencia de extraterrestres.

El New Age no es una religión sino un tipo de creencias personalizado. No hay dos personas dentro de la onda New Age que crean en lo mismo: pueden tener muchos puntos en común, pero siempre tendrán diferencias. Por ejemplo, estarán dos personas conversando muy a gusto sobre las energías de la tierra, la meditación vipassana y la carta astral completamente de acuerdo en todo hasta que llegan al escabroso tema sobre la existencia de extraterrestres. Una de estas personas sostiene que los extraterrestres existen y la otra que eso no es cierto. Los argumentos que esgrime la primera son “¿cómo hicieron los egipcios para construir sus pirámides monumentales con la poca tecnología que tenían y por qué los mayas hicieron algo tan parecido?” Esta pregunta encierra la creencia que su sola enunciación es suficiente para comprobar la existencia de vida extraterrestre. Lo que le responde la segunda es “hicieron las mismas pirámides porque los ayudaron los mismos seres, pero no fueron extraterrestres sino que fueron los atlantes” (que no son oriundos de Atlanta sino de la Atlántida). Es decir, el acervo de conocimientos no está sedimentado en absoluto, cada cual cree lo que se le da la gana pero para ello toman enseñanzas de diferentes religiones.

Una de las religiones que es tributaria en mayor medida de la onda New Age es el budismo: todo lo relacionado a la meditación, a la paz interior, etc. es extraído de las prácticas budistas (que no está de más agregar que es una religión no-teísta, es decir, que no cree en ningún dios). Los diferentes tipos de meditación llevados al mundo occidental resultan en una reunión semanal arancelada en la que las personas creen meditar. Algunas de ellas, por supuesto, realmente meditan, los hacen todos los días, por la mañana y por la noche, pero la mayoría de las personas se toma las meditaciones, el yoga, etc. como una práctica de relajación. ¿Está eso mal? Bueno, no tenemos la respuesta, ¿está mal escuchar a Mozart para quedarse dormido?

Pero ¿qué es la energía para los de la onda New Age? ¿Es Dios? ¿Es una magnitud física abstracta asociada al estado dinámico dentro de un sistema cerrado permaneciendo invariable? ¿Es la vida? ¿Alguien puede responder a esta pregunta? Claro que sí, cualquiera puede, cualquier definición es aceptada por eso no hay respuesta correcta. Si algo sabemos desde Parménides es que algo no puede ser y no ser a la vez, del mismo modo que algo no puede ser infinidad de cosas al mismo tiempo.

¿Cómo se combina la idea del desprendimiento de los bienes materiales mediante la meditación con un empresario que medita con el método de Osho para liberar el stress luego de una larga negociación? ¿Cuál es el límite? Todas las religiones ponen un tope, ponen un “hasta aquí llegué”. Sin ir más lejos, las tres religiones monoteístas se dividen, diferencian y separar absolutamente por pequeños detalles. Es decir, si se analiza el cristianismo, el judaísmo y el islamismo se verá que son impresionantemente parecidas simplemente que algunas admiten profetas que las otras no. Simplificando el asunto Las tres religiones aceptan el antiguo testamento como un texto sagrado, pero sólo el cristianismo y el islamismo consideran a Jesús como un profeta de Dios y al nuevo testamento como un texto sagrado. Sin embargo, únicamente el islamismo considera a Mahoma un profeta y al Corán un libro sagrado Claro que hay muchas otras diferencias: por ejemplo, el islam no acepta la trinidad de Dios que profesa el cristianismo. Pero en definitiva lo que las separó es que dijeron “está aquí es religión, más allá es superstición”. Los judíos no aceptaron a Jesús y los cristianos no aceptaron a Mahoma, punto.

No obstante, la onda New Age no pone un límite, no se autodefine, no tiene un centro. ¿Tiene una estructura rizomática en la que no hay una jerarquía para el conocimiento y cualquier elemento puede afectar al resto? Quizá sea mucho decir. La onda New Age no tiene cabo ni rabo y consiste en adaptar la realidad a mi conveniencia. Las religiones de las que hablamos a lo largo de este sitio también lo hacen: “si Dios así lo dispuso…”, pero lo hacen con ciertos límites (difusos quizá, pero límites al fin).

Entonces, el New Age no es una religión, es un batido de creencias inconstantes. Pero nos pareció adecuado dedicarle un apartado porque es algo que está realmente muy extendido.


Visita nuestras páginas amigas

http://www.religious-organizations.com